martes, 6 de marzo de 2012


Repartidas por toda la isla me he ido encontrando con coloridas piedras que indican el inicio del camino que conduce a alguna casa, las hay de muy variadas formas, colores y estilos. Algunas, sencillas piedras coloreadas, otras, mas sofisticadas y trabajadas.

Todas ellas merecedoras de participar en cualquier exposición de Arte Contemporaneo.

No estan pintadas ni colocadas de cualquier manera, el autor ha elegido cuidadosamente la piedra, planificado la composición y ha plasmado en ella su inspiración, cada una refleja el estilo personal del artista.

Todas ellas tienen la misma funcion, mostrar el camino. Cada piedra un destino.

Elige tu destino, y si el camino no te gusta, da la vuelta y prueba con otro.

“Soy el dueño de mi destino, soy el capitan de mi alma” (Invictus - de William Ernest Henley)









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada